Neptuno

  •  
  •  
  •  
  •  
Nosotros, ¿qué hacíamos hasta la órbita de Neptuno? ¿O era él quien se coló a la nuestra? No importaba ya. Su tamaño y gravedad nos sacaría de órbita. En su majestuosa y hermosa presencia azul, en la quietud y silencio de todas las noches, solo pude ver el preludio de nuestra aniquilación.

Javier

Maestro en Ciencias de la Computación (UNAM). Durante mucho tiempo interesado en la difusión del pensamiento crítico, la ciencia y el escepticismo. Estudioso de la inteligencia artificial, ciencias cognitivas y temas afines.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Enrique dice:

    Hola, de que se trata este artículo? Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *