Neptuno

Compártelo:Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter
Nosotros, ¿qué hacíamos hasta la órbita de Neptuno? ¿O era él quien se coló a la nuestra? No importaba ya. Su tamaño y gravedad nos sacaría de órbita. En su majestuosa y hermosa presencia azul, en la quietud y silencio de todas las noches, solo pude ver el preludio de nuestra aniquilación.

Compártelo:Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

Javier

Maestro en Ciencias de la Computación (UNAM). Durante mucho tiempo interesado en la difusión del pensamiento crítico, la ciencia y el escepticismo. Estudioso de la inteligencia artificial, ciencias cognitivas y temas afines.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Enrique dice:

    Hola, de que se trata este artículo? Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *