Evidencias de terceros sobre el viaje a la Luna

Apollo-Soyuz

No importan las pruebas, un defensor de la conspiración siempre verá una ahí donde ponga los ojos. Pero si el sentido común no ha abandonado su alma, entonces podrá apreciar esta pequeña lista de pruebas ajenas a la NASA sobre la realidad de las misiones Apollo. Cualquier evidencia por parte de la agencia estadounidense sería vista con sospecha por él, y es comprensible. Así que en esta entrada me limitaré a colocar una pequeña lista con evidencias concernientes a la realidad de esta hazaña, siempre que sean brindadas por terceras personas.

El Apollo existió, según los rusos

No es que esto pruebe por sí mismo que se pisó la Luna, pero al menos hará a un lado las ideas más extremas sobre la inexistencia del proyecto Apollo.

Apollo-Soyuz fue un esfuerzo conjunto realizado por E.E.U.U y los soviéticos, destinado a probar un sistema de acoplamiento entre las naves de ambas naciones. Pero su razón de fondo fue política, presentándose al mundo como un gesto de buena voluntad y cooperación internacional entre los dos países.

Tripulación del Apollo-Soyuz
La tripulación de Apollo-Soyuz posando frente a una maqueta del acoplamiento.

Como preparación para la misión los cosmonautas soviéticos tuvieron parte de su entrenamiento en las instalaciones norteamericanas, y viceversa.

Si el proyecto Apollo no existió y era solo una treta para engañar a los soviéticos, ¿cómo es que ellos mismos formaron parte de una misión que involucraba a dicho vehículo?

En honor a la verdad, el proyecto Apollo-Soyuz es tres años posterior a la última incursión de los Estados Unidos a la Luna.

Se puede consultar esta apasionante historia acá:
http://history.nasa.gov/SP-4209/toc.htm

Apollo-Suyuz en museo
Las naves Apollo y Soyuz acopladas tal cual aparecen en el Museo Nacional del Aire y el Espacio, Estados Unidos.

Espejos en la Luna (que podemos ver)

Así es, hay espejos en la Luna dejados por los astronautas. Pero no cualquier clase de espejo, son unos que permiten medir la distancia que tenemos a nuestro satélite natural.

Son los retroreflectores lunares y su función principal es, todavía, reflejar un haz láser disparado desde nuestro mundo, con el fin de medir de forma muy precisa la distancia a la que en un momento dado se encuentra la Luna. A esto se le conoce como Lunar Laser Ranging.

Retroreflector
Los retroreflectores están compuestos por multitud de espejos y/o prismas dispuestos de tal manera que, sin importar el ángulo de incidencia de la luz, la reflejan a su lugar de origen.

Se han utilizado desde los años 70 y continúan activos, siendo posible su uso por cualquier institución o equipo de personas con la tecnología adecuada.

Telescopios para Lunar-Ranging
El Wettzell Laser Ranging System en Alemania (izquierda), y el Apache Point Observatory en Estados Unidos (derecha). Dos de las instalaciones con capacidad de hacer Lunar Laser Ranging.

Entre los conocimientos que nos han brindado podemos listar:

  • Que la órbita de la Luna se está alejando de la Tierra a un ritmo de 3.8 centímetros por año, debido a las mareas terrestres.
  • La Luna probablemente tiene un núcleo líquido.
  • Ha acotado el error en la medida de la constante gravitacional de Newton.
  • La órbita de la Luna calculada hasta ahora con los reflectores está dentro de los límites predichos por la teoría de la relatividad de Einstein, lo cual la confirma de forma indirecta.

Este es un argumento bastante fuerte. ¿Cómo sería posible la colocación de los retroreflectores sin la tecnología necesaria para llegar a la Luna? La posición de los retroreflectores es consistente con las descripciones y características de las misiones Apollo involucradas.

En honor a la verdad, baste agregar que los soviéticos también han colocado retroreflectores en la Luna, como parte del cuerpo de sus sondas Lunokhod.

Retroreflector lunar
Uno de los muchos retroreflectores lunares colocados por la misiones Apollo.

Reconstrucción japonesa en 3D de la superficie Lunar

La sonda japonesa SELENE, que tuvo como misión estudiar la Luna, trajo consigo confirmaciones sobre la presencia del hombre en nuestro satélite natural. Estas consisten principalmente en dos cosas: una reconstrucción tridimensional de la superficie lunar y fotografías del halo de descenso del Apollo 15. Veamos:

La reconstrucción tridimensional japonesa, cuando es observada desde el mismo punto de vista en que fueron tomadas las fotografías del Apollo, muestra los mismos rasgos que aparecen en ellas con un alto grado de correspondencia.1 Si el viaje fuera falso, ¿cómo habría podido conocer la NASA las características topográficas de esos lugares para recrearlas en sus fotografías?

Fotografía original de la misión Apollo 15 (izquierda), la AS15-82-11122. Reconstrucción 3D de la misma zona, hecha por la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (derecha). Notar la correspondencia de los rasgos topográficos en ambas imágenes.
La fotografía AS15-82-11122 de la misión Apollo 15 (derecha). Reconstrucción 3D de la misma zona, hecha por la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (izquierda). Notar la correspondencia casi perfecta de los rasgos topográficos en ambas imágenes.

La sonda japonesa también fue capaz de fotografiar lo que parece ser el «halo» de descenso de la mencionada misión Apollo 15.

Halo de descenso por la sonda india Chandrayaan-1

Esta sonda de origen indio también tomó fotografías del mismo halo de descenso del Apollo 15, confirmando los datos obtenidos por la expedición japonesa.2

Halo del Apollo 15
Fotografías del halo de descenso del Apollo 15 tomadas por la sonda Chandrayaan-1 según un comunicado oficial.

Fotografías de la sonda china Chang’e-2

A principios del año 2010 la Administración Nacional China del Espacio publicó mapas de alta definición creados a partir de los datos de la sonda Chang’e-2 que, según las mismas autoridades chinas, muestra rastros de las anteriores misiones Apollo.3

Las rocas lunares

Siempre existirán los que digan que son falsas o sintéticas, pero lo cierto es que las rocas traídas por las misiones Apollo son consistentes con el material lunar caído a la Tierra por sus propios medios. Material que ha sido analizado por multitud de investigadores alrededor del mundo.

Un entretenida e ilustradora anécdota al respecto la podemos encontrar acá, con un geólogo en apuros: Mi primera vez (con rocas lunares).

Piedra lunar
Piedra lunar al microscopio.

Seguimiento de las misiones por equipos independientes

Las misiones de la NASA fueron seguidas y monitoreadas por multitud de entidades e individuos en el momento mismo en que sucedían. Incluso la NASA, en las últimas misiones, anticipaba los lugares y horas en los que observadores independientes podrían encontrar indicios de las naves, de acuerdo a su agenda planificada.

Entre los involucrados podemos mencionar a la misma U.R.S.S., que siguió de cerca estos eventos con «los más modernos equipos de recolección de inteligencia y vigilancia»3, según palabras de Vasily Mishin, prominente científico de la agencia espacial soviética.

Ellos siempre tuvieron en sus manos la tecnología suficiente para descubrir el hipotético engaño. Vigilaron el evento, como es de esperarse, y supieron que habían sido superados en su carrera al espacio. Jamás han declarado sospecha alguna, ella solo existe en las mentes de aquellos que se afanan por negar, en pos de una particular postura ideológica o política, los increíbles logros que la humanidad ha sido capaz de alcanzar.

  1. Fuente: The “halo” area around Apollo 15 landing site observed by Terrain Camera on SELENE(KAGUYA)
  2. Fuente: Chandrayaan-1 captures Halo around Apollo-15 landing site using stereoscopic views from Terrain Mapping Camera
  3. Fuente: Scott, David; Leonov, Alexei; Toomey, Christine (2004). Two Sides of the Moon: Our Story of the Cold War Space Race. p. 247

Javier

Maestro en Ciencias de la Computación (UNAM). Durante mucho tiempo interesado en la difusión del pensamiento crítico, la ciencia y el escepticismo. Estudioso de la inteligencia artificial, ciencias cognitivas y temas afines.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *