No Man’s Sky, revisitado

No Man's Sky Portal

Ya hablamos de él aquí, antes de su lanzamiento. Como muchos saben, la salida al público de No Man’s Sky fue una de las más desatrosas en la historia de los videojuegos. El juego estaba incompleto, roto y lleno de bugs. A muchos les resultaba profundamente aburrido y carecía de muchas cosas que se prometieron al inicio.

No Man’s Sky es un videojuego de exploración espacial, en un universo generado proceduralmente.

Hello Games, la desarrolladora, cayó pronto en la ignominia. Lo que hizo a continuación fue guardar silencio y trabajar. Tras arduos meses de trabajo, presentó la primer gran actualización y expansión de No Man’s Sky. Corrigió multitud de errores, agregó contenido y mecánicas. Se llamó Foundation, porque sería la plataforma sobre la que construirían muchas mejoras más.

Y sí, fue la primera de muchas actualizaciones y expansiones (que a día de hoy no terminan), que han convertido a No Man’s Sky, de un juego odiado por muchos, a uno amado por otros tantos. Reivindicó la reputación de la empresa, y mostró lo que se puede conseguir tratando con amor y cariño un proyecto.

Ahora el juego no sólo incluye todo lo que se prometió en un inicio, sino muchas cosas adicionales no contempladas al principio. Y todo, absolutamente gratis.

Un matemático jugando No Man’s Sky

La inmensidad del universo de No Man’s Sky es lo primero que capta la atención. Con 18,446,744,073,709,551,616 mundos diferentes, es prácticamente infinito. Todos diferentes. Todos inexplorados.

Para mí es la mezcla entre mi amor por el espacio, la ciencia ficción, y las matemáticas. Lo del espacio y la ciencia ficción queda muy claro. Es un juego de exploración espacial, ¿pero las matemáticas?

Sí, las matemáticas. Los mundos en No Man’s Sky no han sido diseñados por nadie, son el resultado de un algoritmo procedural que los genera tomando como base «semillas», que son los datos que el algoritmo necesita para comenzar a trabajar.

Hay una analogía entre este mecanismo y las matemáticas mismas. Las matemáticas se construyen con base en axiomas. Todo teorema, toda afirmación matemática, toda conclusión en el sistema, es la mera consecuencia de los axiomas. Los mundos de No Man’s Sky son lo mismo: el algoritmo y las semillas son los axiomas, los mundos son los teoremas. Hechos matemáticos que ya «estaban ahí», implícitos en las reglas que gobiernan el sistema, pero que no cobran existencia real hasta que alguien las construye, o en este caso, las visita.

Navegar por el universo de No Man’s Sky es viajar, literalmente, por un universo computacional. Aunque construyas las reglas, sus consecuencias no necesariamente las conoces. Son en cierto sentido «nuevas», y pueden ser descubiertas… como las matemáticas.

Así que caminar por los mundos de No Man’s Sky es, literalmente, descubrir un universo, del cual sus creadores sólo han construido sus reglas, sus axiomas.

Los defectos de No Man’s Sky

¿Falta de variedad?

A pesar de estar hablando de una inmensidad de mundos y sistemas, todos diferentes, hay quien se queja de la falta de variedad en No Man’s Sky. Reflexionando sobre el asunto he llegado a la siguiente conclusión de por qué el juego puede dar a veces esa sensación.

El verdadero problema no es la variedad, que la hay con creces. El problema, me parece, es estilístico y de apreciación artística. Si es un pequeño problema. Me explico:

Los mundos no se construyen absolutamente desde cero. El algoritmo hace uso de assets, o elementos de construcción fundamentales, como piezas de lego, con las cuales crea toda su diversidad. Esos componentes sí fueron diseñados por alguien.

El problema es que esos diseños están construidos con la misma sensibilidad artística, el mismo estilo y apreciación estética. Esto es seguramente consecuencia de que el grupo de desarrolladores del juego es muy pequeño, y no se podía dar el lujo de contratar múltiples y muy diferentes artistas.

El fenómeno que se consigue al final es similar a ver los cuadros de un mismo pintor. Todos son diferentes, y a pesar de ello, son «parecidos». Ver cuadros de muchos y muy diferentes artistas da una mayor sensación de variedad. Incluso de diversidad cultural.

Las piezas fundamentales del juego parecen haber sido creadas por un grupo pequeño de personas que intentaron crear muchas cosas diferentes, como intentando emular a diversos creadores. Pero eso es muy difícil de conseguir. Una mejor aproximación al problema sería realmente crear un grupo de muchos y muy diversos artistas, dibujando su particular versión de los mismos objetos o piezas fundamentales.

Mecánicas

Hay cosas extrañas que pueden sacar de la fantasía o sacar de balance la dificultad. Por ejemplo, naves que si te encuentras en ellas, tienen limitaciones y dificultades en llegar a ciertos lugares o distancias (lo cual está bien), pero que esas mismas naves no tengan problemas dichas limitantes si su objetivo es llegar al lugar donde tú te encuentres, así tengan que atravesar la galaxia.

Viajando al centro

Uno de los objetivos sugeridos en el juego es llegar al centro de la galaxia. Siguiendo la historia principal, no hay esfuerzo alguno, eres directamente teletransportado hasta allá a fin de seguir con la trama, aunque no tienes libertad de verla en realidad ni explorarla cuando desees.

Sin embargo, si te das a la tarea de llegar por tus propios medios, a fin de explorarla y visitarla cuando quieras, la aventura cobra un matiz completamente diferente. El centro galáctico está tan lejos del punto inicial, que es prácticamente imposible llegar sin emplear multitud de sesiones de juego. Así que el viaje al centro, que han recorrido otros tantos antes, se vuelve una travesía épica.

Atravesarás multitud de sistemas estelares solo de paso sin detenerte a mirarlos (y pueden ser cientos), para después tomar un descanso y detenerte en alguno, explorando con más detenimiento sus planetas, animales o plantas, así como la variedad de naves espaciales que te ofrece (diferentes para cada sistema).

Con mucha, pero muchísima suerte, te toparás con un sistema estelar previamente visitado por otro jugador, pero que ya no está ahí, recordándote brevemente que esa travesía al centro ya ha sido recorrida por otros exploradores en el pasado.

Es una sensación similar a la experimentada al tomar un auto y conducir a un lugar lejano, el cual es tu objetivo, mientras contemplas el camino, y te entretienes ocasionalmente con las cosas que vas encontrando.

Palabras finales

No Man’s Sky ha experimentado grandes cambios desde su aparición, que han sido motivados por los deseos de la comunidad de jugadores. Es un gran ejemplo de tenacidad y fe aplicada a un proyecto. Si eres de los que se decepcionó al momento de sus salida, vale la pena que le des una nueva oportunidad y experimentes todo lo nuevo que tiene para ofrecer.

Con todos sus defectos y virtudes, recomiendo al lector ampliamente este universo de fantasía, que sigue creciendo y mejorando gracias a sus creadores. ¿Hasta donde podrá llegar? Por ahora, sólo podemos especular.

Trailer de la expansión «Next», lanzada en 2018.

Javier

Maestro en Ciencias de la Computación (UNAM). Durante mucho tiempo interesado en la difusión del pensamiento crítico, la ciencia y el escepticismo. Estudioso de la inteligencia artificial, ciencias cognitivas y temas afines.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *